Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint

Servicio Geológico Colombiano

Skip Navigation Links80_años_Museo
Seleccione su búsqueda
miig

 Museo Geológico José Royo y Gómez: Una vitrina a la historia de Colombia

Primera exhibición científica Nacional de Recursos Naturales. INGEOMINAS. Bogotá diciembre 7 al 20 de 1981.

Museo Geológico José Royo y Gómez: Una vitrina a la historia de Colombia

Noticias

La fascinación por coleccionar objetos de nuestro pasado, preservarlos y catalogarlos, ha tenido una influencia significativa en la forma en la que contamos nuestra historia, por eso cuando hablamos de un museo nos referimos no solo a un espacio donde se puede conservar, investigar, exponer, aprender y difundir el patrimonio de una nación, población o territorio, sino también de una estructura compleja, al servicio de la sociedad y su desarrollo, donde interactúan diferentes actores.

En el caso del Museo Geológico Nacional José Royo y Gómez del Servicio Geológico Colombiano (SGC), se conserva un tipo de patrimonio muy particular, el geológico y paleontológico; en sus pasillos, se respira una historia de millones de años distribuida en diferentes colecciones, los cuales desde hace 80 años brindan a los colombianos una vista al pasado y a todas las riquezas que se encuentran en nuestro vasto territorio.

La historia del Museo José Royo y Gómez, uno de los más antiguos en su especialidad, inició cuando el Gobierno Nacional, encabezado por el entonces Presidente de la República doctor Eduardo Santos, creo mediante decreto 2404 del 31 de diciembre de 1938 el Museo Geológico Nacional; pero no sería sino hasta 1939, con la llegada del doctor José Royo y Gómez, exiliado de España por la dictadura Franquista, que iniciaría sus funciones en el edifico conocido como “La Flauta” ubicado en Plaza de los Mártires del centro de Bogotá.


m2.JPG

Royo y Gómez en el Museo Geológico de la Escuela de Geología, Minas y Metalurgia de la Universidad Central de Venezuela (vitrina con material recolectado por él).


Con el arribo del doctor Royo y Gómez, quien desarrolló múltiples trabajos científicos junto a los geólogos Benjamín Alvarado Biester y Enrique Hubach Eggers, considerados los “Padres del Servicio Geológico Nacional”, el Museo obtuvo una mayor experiencia científica y museológica, realizando descubrimientos emblemáticos como el Callawayasaurus colombiensis hallado en 1949 en el municipio de Villa de Leyva (Boyacá), y el Eremoterio de Villavieja (Huila); pieza que dio inició a las actividades divulgativas del museo, pues luego del montaje de la réplica de este ejemplar en 1947, el Museo comenzó a implementar visitas guiadas dirigidas a público estudiantil y universitario, llegando a estar para 1950 conformado con diversos talleres, laboratorios y salas de exposición de fósiles, minerales y rocas.

Para 1951 el doctor Royo y Gómez, que por motivos personales se trasladó de manera definitiva a Venezuela, confió la dirección del Museo a su colaborador, el geólogo, mineralogista y profesor Luis Felipe Rincón Sáenz, quien fue designado formalmente como conservador de petrografía y encargado del Museo, cargo que ocupó hasta mediados de los años 80. Durante esta etapa, el Museo, que se había visto obligado a hacer traslados de sus oficinas durante varios años como parte del Servicio Geológico Nacional, se mudó a su sede actual en el año de 1962, ubicada en la Ciudad Universitaria de Bogotá, donde poseería instalaciones más amplias que las de “La Flauta”, permitiéndole exhibir grandes vertebrados, así como una mayor cantidad de colecciones y piezas.

De igual manera, bajo el liderazgo del doctor Rincón, el Museo logró grandes avances en aspectos divulgativos, de exhibición y de sistemática de la colección, llegando a contar en los años 80 con 86 vitrinas y 3.600 ejemplares aproximadamente; destacándose en el área de paleontología el Plesiosaurio, el cráneo de Ictiosaurio, tortugas fósiles, amonitas, un xilópalo, la réplica de cráneo del Cronosaurio, restos de mastodonte y la réplica y esqueleto fósil del Eremoterio; consolidándose como el guardián del patrimonio geológico y paleontológico de la nación.


Rocio003.jpg

Margot Barrios Monroy, secretaria del Museo Geológico observando la sala de paleontología Joaquín Acosta


Perez-Garcia _ Vlachos_Titanochelon_Figure 24 (1).jpg

Sesión de trabajo con tortugas fósiles de Palencia. Dr. Royo y Gómez (al extremo izquierdo) y Dr. Eduardo Hernández Pacheco (al extremo derecho). Fotografía de la colección Eduardo Hernández Pacheco, 1930.


Con el inicio de los años noventa, como parte de la celebración por los 75 años de fundación del Servicio Geológico Colombiano (entonces Ingeominas), fue creado el Museo del Grupo de Trabajo Regional Cali el 6 de diciembre de 1991, perteneciente a la Red de Museos del Valle del Cauca (Muvac), con el objetivo de ofrecer a la comunidad del Valle del Cauca y alrededores un espacio educativo en torno a las geociencias, así como de contar con los hitos históricos de la Regional Pacífico del Instituto.

Durante esta década, el Museo, que en 1995 cambio su nombre en honor al doctor José Royo y Gómez, desarrolló publicaciones educativas que contaron con la participación de expertos en paleontología y geología, así como perfiles en diseño, caricatura e ilustración; para el desarrollo de contenidos científicos en un lenguaje amigable especialmente diseñados para niños y jóvenes. De igual forma se desarrollaron también una serie de folletos sobre los grandes vertebrados que exhibe el museo: Eremoterio, Plesiosaurio, Ictiosaurio y Mastodonte, además de fichas museográficas e infografías de las eras Mesozoica, Paleozoica y Cenozoica.

Con la llegada del nuevo milenio, cuyos primeros años estuvieron caracterizados por la inclusión de ejemplares del Museo en trabajos académicos de pregrado y postgrado, que le dieron una mayor visibilidad en el ámbito académico; el Museo José Royo y Gómez siguió expandiendo sus fronteras, en esta oportunidad con la apertura del Museo del Grupo de Trabajo Regional Medellín, tras una donación de vitrinas y una colección de minerales y rocas, por parte de la antigua zona minera de esta región.


PUBLI_3B.jpg

Primera sede del Museo Geológico ubicada en el edificio «La Flauta». 1939.


Ro1cio1021.jpg

Royo y Gómez (segundo de izquierda a derecha) participando en una salida de campo con estudiantes de la Escuela de Geología, Minas y Metalurgia de la Universidad Central de Venezuela. 1958 - 1959.


Gracias a la consolidación del Servicio Geológico Colombiano como autoridad en la protección y preservación del patrimonio geológico y paleontológico de Colombia, entre los años 2010 y 2015, el Museo Geológico José Royo y Gómez modificó su exhibición incluyendo nuevo mobiliario museográfico para muestras de minerales, así como una vitrina histórica sobre el mismo, durante este lapso se desarrolló también la reconstrucción de paleoambientes del Devónico, Cretácico, Paleoceno y Mioceno colombiano, por medio de dioramas, y la cualificación de inventarios de las colecciones paleontológica, mineralógica y petrográfica continuó avanzando con procesos de gestión de colecciones cada vez más depurados.

Desde el año 2017 hasta la actualidad, el Museo, encabezado por la doctora Marcela Gómez Pérez, empezó a liderar, entre otras acciones, la formulación, ejecución y evaluación de programas, proyectos y estrategias para la Gestión Integral del Patrimonio Geológico y Paleontológico del país, desarrollando publicaciones que fortalecen la generación de Apropiación Social del Conocimiento Geocientífico potenciando el valor de su acervo patrimonial.

Durante 80 años, el Museo Geológico Nacional José Royo y Gómez ha trabajado por la protección y conservación del patrimonio geológico y paleontológico, descubriendo, resguardando y dando a conocer más de 50.000 piezas, expuestas en más de 100 vitrinas; muestra de la rica historia de nuestro país, la cual se encuentra disponible al alcance de todos los ciudadanos.