Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint

Servicio Geológico Colombiano

Skip Navigation LinksComunicado-Nacional-de-las-Condiciones-Actuales-de-El-Niño-La-Niña---Diciembre-de-2018
Seleccione su búsqueda
miig

 Comunicado Nacional de las Condiciones Actuales de El Niño-La Niña - Diciembre de 2018

Comunicado Nacional de las Condiciones Actuales de El Niño-La Niña - Diciembre de 2018

Noticias

Introducción              

La Dirección General Marítima – DIMAR, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – IDEAM y el CTN ERFEN, comunican que los resultados del monitoreo y seguimiento indican que el océano pacífico tropical muestra condicio­nes cálidas, con la tendencia al calenta­miento en todas las zonas de El Niño.

 

En concordancia con lo anterior y basados en los resultados de los modelos de predic­ción climática se espera un déficit en las pre­cipitaciones, en las regiones Caribe, Andina, sur de la pacífica y norte de la Amazonía. Estos se pueden prolongar hasta el mes de enero. Sin embargo, se hace necesario mantener el monitoreo de las condiciones del Pacífico Tropical para identificar los cam­bios y evolución de estas condiciones.

 

Los resultados del monitoreo de la dinámi­ca de interacción océano-atmósfera en la cuenca del Océano Pacífico Tropical, man­tienen una condición ENOS-Neutral; debi­do a que, en niveles bajos de la atmósfe­ra, se mantienen vientos alisios del este con intensidades cercanas a los valores típicos para la época, a pesar de haber­se presentado un ligero debilitamiento de los mismos en el centro-oeste de la cuen­ca a mediados del mes de Noviembre. En cuanto al componente oceánico, el Índice Operacional del fenómeno El Niño (ONI por sus siglas en inglés), de la NOAA para el último trimestre (mayo-junio-julio) registró un valor de +0,1°C, indicando que, en la ac­tualidad, la cuenca central del Océano Pa­cífico Tropical continúa bajo una condición ENOS-Neutral; asimismo, es importante mencionar que durante los últimos días, las Anomalías de Temperatura Superficial del Mar (ATSM), continúan con valores co­rrespondientes a dicha fase del ENOS a lo largo de la cuenca del Pacífico tropical, ex­ceptuando la región Niño 4 donde su valor prevalece por encima de +0,5°C.

 

A la fecha, la Oscilación Madden & Julian (MJO), se encuentra en la fase subsidente (aquella que inhibe la formación de nubo­sidad); los análisis de centros internaciona­les de predicción climática divergen en la evolución del momento de cambio de fase hacia una situación convectiva para el mes de septiembre; en particular, el análi­sis del modelo de armónicos esféricos del Centro Europeo para Pronóstico de Medio Plazo (ECMWF por sus siglas en inglés), su­giere que la onda será influyente en la in­hibición de precipitaciones para la primera quincena del mes, mientras que, el mode­lo de NCEP-NOAA sugiere una evolución hacia la fase convectiva hasta mitad de septiembre, favoreciendo así el aumento de las precipitaciones en gran parte del territorio nacional.

 

Información Técnica

Océano-Atmosférica

Monitoreo de las condiciones oceánicas en la ensenada de Tumaco

 

Durante Noviembre del 2018 se obtuvo un promedio mensual de la TSM de 27.04°C. La zona presento una anomalía negativa neutra de -0.50°C con respecto a la media histórica del mes.

 

El muestreo realizado el 15 de Noviembre (línea roja) presenta una termoclina entre los 40 y 45m mientras que en el segun­do muestreo el 28 de Noviembre del 2018 (línea azul), presenta una termoclina en­tre los 45 y 50 m , valores de temperatu­ra que oscilan entre los 15.4° y 27.0°C (0 y 80 m). Este comportamiento se considera normal de acuerdo a la climatología local (Figura 1).


fig1.JPG

fig2.JPG


Índice climático multivariado para la costa occidental de Colombia

 

Actualmente el Índice Multivariado de Tumaco (IMT) (Figura 15) presenta categoría "F1", indicando fase fría neutra (-0.15) para esta zona del país. Se presenta disminución en los Valores Medios Mensuales de Tempe­ratura Superficial del Mar (VMMTSM), en los Valores Medios Mensuales de Temperatura Ambiente (VMMTA) y aumento en los Valores Totales Mensuales de Precipitación (VTMP).

Con respecto a los meses anteriores, se observa la persistencia en los valores negativos que ha venido presentando el IMT. Por su parte se presenta una disminución paulatina en su magnitud.

 

De acuerdo con los análisis más recientes de los centros internacionales de predic­ción climática, en la cuenca del océano Pacífico Tropical, se presenta una condi­ción ENOS-Neutral; solo con valores de la Anomalías de Temperatura Superficial del Mar (ATSM) negativos en aguas frente a Ecuador y Perú (zona 1+2) (Figura 4).


fig4.JPG

La figura 5 indica el comportamiento se­manal de la TSM, en donde se observa un aumento en anomalías negativas en la ter­cera semana entre los 150W y 120W y de igual forma en toda la costa suramericanas entre los 10°N y 20°S; En cuanto variación de las anomalías positivas, se observa un aumento de valores para la segunda y ter­cera semana entre los 10°N y 20°N por el 140° W. En la escala global, se destaca el predominio de valores de las ATSM, entre -2°C y +2°C en la región central del océano Pacífico tropical, asociadas a la fase ENOS - Neutral(Figura 5).

fig5.JPG

Como se puede observar en la gráfica, para el mes de Noviembre se evi­dencia la presencia de anomalías negativas al oriente del océano Pacífico deteniendo el avance occidente – oriente de las anomalías positivas que se venía desarrollando desde noviembre del 2017. Por lo tanto, se puede evidenciar una surgencia en costas del Pacífico suramericano. En cuanto a la posición 170°W, se presenta el valor más grande de anomalía positiva representada en el mayor hundimiento a diferencia de aguas alrededores del Pacífico ecuatorial. (Figura 6).

fig6.JPG


En la componente atmosférica y en niveles bajos en el océano Pacífico tropical, duran­te las últimas semanas se han mantenido vientos zonales de componente del este en la mayor parte de la cuenca; sin embar­go, las anomalías del oeste, durante las últimas semanas han mostrado un ligero debilitamiento a lo largo de dicha cuenca, indicando un ligero aumento en la inten­sidad de los vientos Alisios evidenciando que la atmósfera aún no se ha acoplado a un patrón típico asociado al evento El Niño. Según la OMM, si bien el actual fenó­meno se ha restringido al océano, los pro­nósticos de los modelos apuntan al inicio del acoplamiento entre atmósfera y océa­no en el transcurso del próximo mes o los dos próximos meses. En la componente oceánica, el análisis de las anomalías de la temperatura superficial del mar (ATSM) durante la última semana (entre el 20 y el 27 de noviembre de 2018), continuó regis­trando una tendencia al calentamiento de las aguas en las zonas central y oriental del Pacífico tropical alcanzando niveles tí­picos correspondientes a un episodio dé­bil de El Niño; así mismo la temperatura subsuperficial del mar se ha mantenido por encima de sus valores medios desde el mes de abril del año en curso.

Según lo mencionado por los centros de predicción climática internacionales como la Administración Nacional, Oceánica y At­mosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) en su comunicado del 26 de noviembre y el Instituto Internacional de Investigación para Clima y Sociedad (IRI por sus siglas en inglés), en su informe del 19 de noviem­bre, las anomalías de TSM se presentaron dentro de los promedios para el mes de octubre y las aguas subsuperficiales con­tinuaron siendo más cálidas que las tem­peraturas promedio; sin embargo, las va­riables atmosféricas mostraron patrones neutrales de ENOS, exceptuando el debili­tamiento de las anomalías de viento en ni­veles bajos al oeste de la Cuenca del Pací­fico; situación que favorecería la formación de un evento El Niño débil a moderado, con la expectativa de que la circulación at­mosférica eventualmente se acople con el calor anómalo del Pacífico ecuatorial. Así mismo, estiman una probabilidad del 80% de que El Niño se establezca durante el invierno 2018-19 y continúe hasta la pri­mavera de 2019 con una probabilidad del 60%; situación avalada de igual manera por la Organización Meteorológica Mun­dial (OMM, por sus siglas en inglés).

A la fecha, en la escala intraestacional, la Oscilación Madden & Julian (MJO), se encuentra en la fase convectiva (aquella que favorece la formación de nubosidad); los análisis de centros internacionales de predicción climática coinciden en que las precipitaciones para la primera década del mes de diciembre tendrán incidencia de la MJO. La evolución del momento de cambio de fase hacia una situación subsidente para el mes de diciembre se verá reflejada a partir del día 13, donde se sugiere que la onda será influyente en la inhibición de precipitaciones para el resto del mes en gran parte del territorio nacional.

Climatológicamente, diciembre es un mes de transición entre la segunda temporada de lluvias y la primera temporada “seca” o de menos lluvias en la región Caribe, gran parte de la Andina e incluso de la Orino­quia. La región Pacífica se caracteriza por ser de clima húmedo a lo largo del año, mientras que la Amazonía Colombiana empieza a migrar hacia su temporada de máximas precipitaciones, esencialmente en el trapecio Amazónico. Para los meses de enero y febrero, las precipitaciones se reducen ostensiblemente en gran parte de la región Caribe y los llanos Orienta­les. En la región Andina disminuyen los volúmenes de precipitación con respecto a diciembre, pero es normal que se sigan presentando algunas precipitaciones en el centro de la región, especialmente en el eje cafetero. En la Amazonía se atraviesa por el período de máximas lluvias, princi­palmente en el trapecio amazónico y en el piedemonte de Putumayo y, en la región Pacífica, la climatología indica que es nor­mal que precipite en la mayor parte de la zona localizando sus valores máximos al oeste del departamento del Cauca.

Como respuesta al posible evento El Niño de intensidad débil, la mayoría de los mo­delos del IDEAM estiman una reducción de precipitaciones en la mayor parte del territorio colombiano; sin embargo, el análi­sis de consenso realizado por el IDEAM en conjunto con el sector agro predice para el mes de diciembre volúmenes de preci­pitaciones muy cercanos a los promedios históricos en el archipiélago de San An­drés, providencia y Santa Catalina; sur de la región Caribe; sur del Cesar y Santander en la región Andina, Orinoquía y sur de la Amazonía. Sobre el resto del territorio co­lombiano se prevén volúmenes deficitarios.

Con respecto al trimestre diciembre-ene­ro-febrero (2018-19), se prevé déficit de pre­cipitaciones sobre el piedemonte amazóni­co y centro-sur de las regiones Andina y Pacífica. Para el resto del país, se estiman volúmenes de precipitaciones muy cerca­nos a los promedios históricos, que en las regiones Caribe y Orinoquia, se reflejan en precipitaciones escazas.

En el caso de la temperatura de aire para diciembre del año en curso, se prevé ano­malías mayores de +1.0°C en la mayor par­te del territorio colombiano, excepto en el centro-sur de la Amazonía donde se es­tima que los valores de anomalías se en­cuentren alrededor de ± 0.5°C. Para el tri­mestre diciembre-enero-febrero (2018-19) se estima anomalías superiores a +1.0°C en las regiones Pacífica, Caribe, Andina y sur de la Amazonía; para el resto del territorio colombiano se estiman anomalías alrede­dor de ± 0.5°C.
La predicción por regiones se presenta a continuación (figura 7):

fig7.JPG

Región Caribe: se estima un comporta­miento deficitario en la mayor parte de la región, excepto en el Golfo de Urabá y sur del departamento de Córdoba donde se prevé un comportamiento dentro de los promedios históricos. En san Andrés Islas, archipiélago de Providencia y Santa Cata­lina, predominarían volúmenes de precipi­tación dentro de los promedios históricos, seguida de un comportamiento por debajo de lo normal.

Región Pacífica: se estima un comporta­miento dentro de los promedios históricos para la región excepto para el departa­mento de Nariño donde se prevén precipi­taciones por debajo de lo normal

Región Andina: en Santander y sur del Cesar se prevé un comportamiento de precipitaciones dentro de los promedios climatológicos para la época. Para el resto de la región, se estima un comportamien­to deficitario.

Orinoquia: se estiman precipitaciones cer­canas a los promedios climatológicos.

Amazonia: se estiman volúmenes de pre­cipitación dentro de los valores climatológi­cos para los departamentos de Amazonas y Putumayo; para el resto dela región se prevé un comportamiento de deficitario.


Ver en PDF