Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint

Skip Navigation LinksAsi-se-salvaron-miles-de-vidas-en-la-erupcion-del-volcan-Nevado-del-Huila-en-2008
Comiuraba
Seleccione su búsqueda
miig

 Así se salvaron miles de vidas en la erupción del volcán Nevado del Huila en 2008

Volcán Nevado del Huila

​​

Así se salvaron miles de vidas en la erupción del volcán Nevado del Huila en 2008

Noticias

​​

  • El 20 de noviembre, el volcán Nevado del Huila hizo una erupción que generó grandes flujos de lodo, pero gracias a una adecuada gestión del riesgo la cifra de personas fallecidas fue baja.

  • ​La información geocientífica clara y oportuna, la articulación entre múltiples actores y la apropiación del tema por parte de la comunidad permitieron que se tomaran las decisiones adecuadas para proteger la vida de la población.

Hoy se cumplen 15 años de la erupción más grande del volcán Nevado del Huila (ubicado en el departamento del Cauca, en límites con Huila y Tolima), el 20 de noviembre de 2008. Aunque esta erupción generó enormes flujos de lodo por los ríos Páez y Símbola, murieron tan solo diez personas. Esto se debió a una adecuada gestión del riesgo, en la que participaron las instituciones, los medios de comunicación y la comunidad, que es mayoritariamente indígena.

Colombia es un país con múltiples volcanes activos que representan una amenaza para la población. La tragedia de Armero, en la que murieron cerca de 25 mil personas debido al flujo de lodo provocado por la erupción del volcán Nevado del Ruiz en 1985, dejó grandes enseñanzas sobre cómo afrontar este tipo de escenarios.

Así se demostró en las erupciones del volcán Nevado del Huila en 2007 y 2008. A pesar de que los flujos de lodo fueron incluso mayores que los del Ruiz (hasta 450 millones de metros cúbicos, comparados con 60 millones de metros cúbicos), el desenlace no fue ni de cerca tan catastrófico, gracias a acciones institucionales y comunitarias orientadas a gestionar el riesgo. La información clara y oportuna, la articulación entre múltiples actores y la apropiación del tema por parte de la comunidad permitieron que se tomaran las decisiones adecuadas y se siguieran los planes de emergencia y las rutas hacia sitios seguros que permitieran proteger la vida.

Aquí les contamos algunas de las claves por las que la gestión del riesgo en esta región es un referente a nivel nacional:
 

  • La importancia de la información geocientífica​

Desde 1986, el Servicio Geológico Colombiano (antiguo Ingeominas) había recolectado información geocientífica sobre este volcán a través de estaciones de monitoreo, estudios geológicos, de retroceso glaciar y de amenaza volcánica, vigilancia telemétrica, entre otros. A partir de 1993, esta labor la asumió el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Popayán del SGC, que desde entonces hace monitoreo constante del comportamiento de estructuras volcánicas como el volcán Nevado del Huila, el volcán Puracé y la Cadena Volcánica Los Coconucos y el volcán Sotará. Además, en 1995 se actualizó el mapa de amenaza del volcán Nevado del Huila, que permitió trabajar en la construcción de diferentes escenarios posibles en una erupción.

La información fue socializada con la comunidad y las autoridades a través de comunicados, la página web institucional y talleres de capacitación dirigidos a distintos actores territoriales. Esto facilitó la articulación y promovió la toma de decisiones informadas.


 

  • “Si yo entiendo, a mí me entienden": el papel de los medios comunitarios

En la región existen medios de comunicación que se preocuparon por entender los fenómenos volcánicos y transmitirlos de forma clara y oportuna a la población. Su trabajo responsable les hizo ganar credibilidad y generar confianza con sus audiencias. La comunidad se mantuvo permanentemente informada, entendió qué pasaba con el volcán y pudo hacer frente a especulaciones sobre escenarios catastróficos.

Hay dos casos que se convirtieron en referentes nacionales sobre el aporte de los periodistas a la gestión del riesgo. El primero es Radio Eucha, una emisora comunitaria en lengua nasa-yuwe que se escucha en el oriente del Cauca. Su director, Manuel Jair Cardozo, acuñó la frase “si yo entiendo, a mí me entienden": se dedicó a comprender a profundidad la información geocientífica y de gestión del riesgo, para luego transmitirla a la comunidad en términos sencillos. El segundo referente es el periódico El Enjambre, que también se posicionó como un canal pedagógico para entender mejor lo que estaba pasando, con estrategias como “Terminología avalanchística", que ayudaba a divulgar los boletines e informes técnicos producidos por el Observatorio.

 
 

  • El impacto de una comunidad indígena organizada y empoderada

La mayoría de la población en la zona de influencia del volcán Nevado del Huila pertenece al pueblo indígena nasa. Los nasa tenían el antecedente del sismo de 1994, que tuvo epicentro en el suroccidente del volcán y que generó más de 3000 deslizamientos en la zona epicentral. Estos desencadenaron un gran lahar de 320 millones de metros cúbicos que destruyó miles de viviendas, tierras de cultivos y vías de comunicación, y que causó la muerte de 1100 personas.

En 2008, cuando el Observatorio alertó sobre el aumento de la actividad volcánica, la comunidad tomó conciencia y se involucró en ejercicios de capacitación. La cosmovisión indígena y la experiencia previa con el sismo de 1994 permitieron que la comunidad aportara su conocimiento para fortalecer la comprensión del fenómeno volcánico.

 Gracias a la organización y disciplina que caracteriza a los nasa, la participación en actividades de gestión de riesgo fue muy alta y comprometida. Estuvieron en capacitaciones, se involucraron en la elaboración de sus planes de contingencia e hicieron seguimiento juicioso de la evolución del comportamiento volcánico, estrechando también el diálogo con los expertos.

 
 

  • ​Una estrategia consolidada hacia el futuro

Debido a las afectaciones causadas por las erupciones de 2007 2008, y con el antecedente del sismo de 1994, en 2010 se aprobó el Conpes 3667: “Lineamientos de Política para la Reducción del Riesgo ante la Amenaza de Flujos de Lodo (Avalancha) en el Volcán Nevado del Huila", con un presupuesto de más de 150 mil millones de pesos. Se dispuso que ese Conpes lo ejecutara la Corporación Nasa Kiwe, una entidad pública que trabaja por el bienestar de las comunidades étnicas en Cauca y Huila.

La Corporación Nasa Kiwe, de la mano del SGC, las alcaldías, las autoridades indígenas tradicionales y la comunidad, inició en 2012 la construcción de una Estrategia de Divulgación y Comunicación para la Gestión del Riesgo. Con esta estrategia se han desarrollado acciones comunicativas y pedagógicas con estudiantes, docentes, líderes comunitarios, padres de familia, entre otros actores, para fortalecer una cultura de gestión del riesgo que les prepare para eventuales amenazas geológicas en el futuro.