Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint

Servicio Geológico Colombiano

Skip Navigation LinksComunicado-
Seleccione su búsqueda
miig

 Comunicado Nacional Condiciones Actuales de El Niño-La Niña - Enero 2019

Comunicado Nacional Condiciones Actuales de El Niño-La Niña - Enero 2019

Noticias

El Comité Técnico Nacional para el Estudio del Fenómeno El Niño (CTN ERFEN) informa que en la componente oceánica, el análisis de las Anomalías de la Temperatura Superficial del Mar (ATSM) durante la última semana de diciembre de 2018, continúa mostrando la condición cálida, coincidente con un evento El Niño; No obstante, la mayoría de variables atmosféricas, como los vientos en diferentes niveles de la atmósfera, siguen presentando patrones en cuanto a dirección y velocidad correspondientes a condiciones neutrales del ENOS.


Introducción

Los resultados del monitoreo de la dinámica de interacción océano-atmósfera en la cuenca del Océano Pacífico Tropical, muestran que las anomalías positivas de la TSM han persistido durante el mes de noviembre y ya se ubican dentro de los umbrales de un evento El Niño (+0.7°C), mientras las aguas subsuperficiales continúan siendo más cálidas que el promedio. Sin embargo, la mayoría de variables atmosféricas aún muestran condiciones neutrales de ENOS.

Tomando en cuenta la condición actual de calentamiento en el Pacífico ecuatorial y como resultado de los modelos de predicción, se estima que para enero las lluvias se presenten por debajo de lo normal en gran parte de las regiones Caribe y Orinoquia; la región Andina presentará una condición similar, excepto hacia el eje cafetero y oriente de Valle del Cauca, donde habrá lluvias entre normales y ligeramente por debajo, respecto a los promedios climatológicos. En la Región Pacífica se prevén lluvias dentro de lo normal y ligeramente excesivas al oeste de Nariño; mientras en la Amazonía, se esperan precipitaciones por debajo de lo esperado, especialmente hacia el Trapecio Amazónico. Se hace necesario continuar con el monitoreo de las condiciones del Pacífico Tropical para identificar sus cambios y evolución, así como el posible acoplamiento en el futuro, de las condiciones atmosféricas.

Según el resultado de los modelos, la fase convectiva de la Oscilación Madden & Julian (MJO), será influyente en el comportamiento de las precipitaciones para la primera década de enero, lo que podría dejar condiciones de cielo seminublado y lluvias sectorizadas.

Información Técnica Océano-Atmosférica
Monitoreo de las condiciones oceánicas en la ensenada de Tumaco


Durante Diciembre del 2018 se obtuvo un promedio mensual de la TSM de 27.33°C. La zona presento una anomalía negativa de -0.37°C con respecto a la media histórica del mes.

El muestreo realizado el 13 de Diciembre (línea roja) presenta una termoclina entre los 32 y 40 m mientras que en el segundo muestreo el 27 de Diciembre del 2018 (línea azul), presenta una termoclina entre los 23 y 35 m , valores de temperatura que oscilan entre los 15.8° y 27.2°C (0 y 80 m). Este comportamiento a comparación del mes anterior se considera normal de acuerdo a la climatología local, observándose una variación en profundidad de la termoclina por 20 metros. (Figura 1 y Figura 2).

Capturaa.JPG

Índice climático multivariado para la costa occidental de Colombia

Actualmente el Índice Multivariado de Tumaco (IMT) (Figura 3) presenta categoría “C1”, indicando fase cálida neutra (0.02) para esta zona del país. Se presenta disminución en los Valores Medios Mensuales de Temperatura Superficial del Mar (VMMTSM), en los Valores Medios Mensuales de Temperatura Ambiente (VMMTA) y aumento en los Valores Totales Mensuales de Precipitación (VTMP).

Con respecto a los meses anteriores, se observa un aumento en los valores positivos manteniéndose en una fase cálida.


Capturab.JPG

En la componente oceánica, es importante mencionar que durante el último mes, las Anomalías de Temperatura Superficial del Mar (ATSM) han superado el umbral de normalidad (+0.5°C) e incluso han superado el valor de +1.0°C en el centro y oeste de la cuenca del Pacífico tropical (Figuras 4 y 5).

Capturac.JPG

dsss.JPG

La componente atmosférica en niveles bajos se ha mantenido con vientos zonales del este a lo largo del centro y oriente del OPT; sin embargo, sus anomalías han estado fluctuando entre valores máximos de 4m/s y mínimos de -2 m/s; manifestando un paulatino e intermitente debilitamiento en la intensidad de los vientos de oeste en las costas del continente americano. (Figura 6).


Capturae.JPG

De acuerdo con el Instituto Internacional de Investigación para Clima y Sociedad (IRI por sus siglas en inglés) y del Centro de Predicción Climática de la NOAA de los Estados Unidos en su informe del 19 de diciembre del año en curso, las anomalías de TSM continuaron presentándose para el mes de noviembre dentro de los promedios de un evento El Niño y las aguas subsuperficiales siguieron siendo más cálidas que las temperaturas promedio; no obstante, la mayoría de las variables atmosféricas continuaron mostrando patrones neutrales de ENOS. Frente a la predicción, de acuerdo con el CPC/ IRI, se prevé una probabilidad del 96% de que El Niño se forme durante el invierno del hemisferio norte 2018-19 y continúe hasta la primavera de 2019 con una probabilidad del 70%. Los nuevos pronósticos de modelos estadísticos y dinámicos muestran colectivamente la continuidad de Temperaturas Superficiales del Mar (TSM) correspondientes a un evento El Niño, muy probablemente de intensidad débil a moderada continuando como un evento débil durante la primavera e incluso durante el verano de 2019.

Similarmente, la Oficina de Meteorología de Australia (BOM por sus siglas en inglés) indica que la perspectiva ENOS permanece en alerta ante un posible evento El Niño y, a pesar de que las temperaturas en el Océano Pacífico tropical se mantienen por encima de los umbrales de El Niño, los indicadores atmosféricos no han mostrado una señal consistente con este extremo de variabilidad climática asociado al ENOS. Esto sugiere que la atmósfera y el océano tropical del Pacífico aún deben acoplarse (reforzarse entre sí) lo que sí que sostendría un evento El Niño y daría como resultado impactos globales generalizados. Si bien una alerta de El Niño normalmente significaría que la probabilidad de que se forme en los próximos meses es de alrededor del 70%, la dinámica estacional en el océano Pacífico indica que sería inusual (aunque no imposible) que un evento se desarrolle durante los meses de verano. La mayoría de los modelos climáticos internacionales prevén que es probable que las temperaturas de la superficie del mar en el Pacífico tropical se mantengan por encima de los umbrales de El Niño hasta al menos el otoño, lo que significa que El Niño sigue siendo una posibilidad en 2019.

En cuanto a la escala intraestacional y particularmente lo relacionado con el monitoreo de la Oscilación Madden & Julian (MJO), se observó que la primera quincena del mes de diciembre presentó una fase subsidente en su estructura, lo que favoreció el déficit de precipitaciones en gran parte del país, excepto en el eje cafetero y macizo colombiano donde por condiciones locales se presentaron precipitaciones por encima de lo normal. El modelo de armónicos esféricos del Centro Europeo y el CFSv2 de la NOAA, sugieren un cambió hacia la fase convectiva de la oscilación para la primera quincena del mes de enero; en respuesta a lo anterior, el modelo GFS pronostica para inicios de enero, precipitaciones en la Amazonía, región Pacífica y algunos sectores del centro-oeste de la región Andina, para el resto del país se prevén volúmenes deficitarios de precipitación.

De acuerdo con la climatología, enero corresponde a la primera temporada “seca” o de menores lluvias en la región Caribe, gran parte de la Andina y la Orinoquia. La región Pacífica se caracteriza por mantener lluvias fuertes y frecuentes, mientras la Amazonía empieza a migrar hacia la época de máximas precipitaciones, particularmente sobre el trapecio Amazónico.

Tomando en cuenta la condición actual de calentamiento en el Pacífico ecuatorial, la predicción de lluvias para enero, se estima por debajo de lo normal en gran parte de las regiones Caribe y Orinoquia; la región Andina presentará una condición similar, excepto hacia el eje cafetero y oriente de Valle, donde habrá lluvias entre normales y ligeramente por debajo, respecto a los promedios climatológicos.

Para el trimestre consolidado enero-febrero-marzo (EFM), se prevén precipitaciones por debajo de lo normal en gran parte de las regiones Caribe, Andina y Pacífica. En la Orinoquia, se esperan volúmenes de precipitación cercanos a los promedios climatológicos, lo que se traduce en precipitaciones escasas, propias de la época del año. Para la Amazonía se estiman precipitaciones dentro de lo normal excepto en su zona centro-sur donde se esperan lluvias por encima de los promedios climatológicos.

La temperatura media para el trimestre EFM, los modelos globales estiman que dichos valores estarán por encima de los promedios climatológicos; no obstante, el modelo de análisis compuesto del IDEAM estima una alta probabilidad de que para el mes de enero la temperatura media mínima estará por debajo de lo normal en zonas de los altiplanos cundiboyacense y antioqueño mientras que para el mes de febrero, el modelo determinístico del IDEAM indica que la temperatura mínima promedio se ubique hasta 1.5°C por debajo de los promedios históricos en dichas zonas. Por otro lado, se estima que la temperatura media máxima se presente incluso por encima de 1.5°C en los meses de enero y febrero sobre grandes porciones de las regiones Andinas y Caribe.
Las predicciones de lluvias para las diferentes regiones del país se observan en la figura 7.

Región Caribe: Predominarán volúmenes de precipitación por debajo de los promedios históricos, incluidos el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Región Pacífica: Se estima un comportamiento dentro de los promedios históricos para el centro-sur de la región, excepto para el litoral del departamento de Nariño donde se prevén precipitaciones por encima de los promedios históricos. Al norte de Chocó, se estiman precipitaciones por encima de lo normal.

Región Andina: Para la mayor parte de la región, se estima un comportamiento deficitario, excepto en el eje cafetero, sur de Antioquia y sectores de Valle del Cauca, Cauca y Nariño donde se prevé un comportamiento dentro de los promedios históricos.

Región Orinoquía: Se estiman precipitaciones por debajo de los promedios climatológicos para la mayor parte de la región.

Región Amazonia: Se estiman volúmenes de precipitación dentro de los valores climatológicos para los departamentos de Guaviare, Guanía, Vaupés, centro de Caquetá y trapecio amazónico; para el resto de la región se prevé un comportamiento deficitario.

Ver en PDF


Capturavv.JPG