Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint

Skip Navigation LinksSGCexplica-No-todos-los-sismos-submarinos-terminan-en-tsunami
Playa Blanca Santa Marta
Seleccione su búsqueda
miig

 #SGC explica: No todos los sismos submarinos terminan en tsunami

#SGCexplica: No todos los sismos submarinos terminan en tsunami

#SGC explica: No todos los sismos submarinos terminan en tsunami

Noticias



¿Recuerdan los sismos que ocurrieron en mayo en el Caribe?




Una de las preguntas que más rec​ibimos fue sobre la posible ocurrencia de un tsunami en las zonas costeras. Pero, ¿siempre que hay un sismo submarino se genera un tsunami? 

No.

Los tsunamis son eventos caracterizados por el desplazamiento de columnas de agua de varios metros de altura que se aproximan a zonas costeras. Este fenómeno es generado por sismos que ocurren bajo el océano y que causan un movimiento repentino del fondo marino en dirección vertical.

Si bien el origen de los tsunamis puede ser por sismos submarinos, NO todos los sismos de este tipo producen tsunamis. Entonces, ¿de qué depende la ocurrencia de un tsunami?

  1. De la magnitud y la profundidad del sismo.
A mayor magnitud, mayor es el desplazamiento del fondo marino y a menor profundidad, mayor es la energía propagada por la onda sísmica. Es por eso que generalmente, los sismos submarinos con magnitud superior a 7,0 y profundidad inferior a 60 km tienen más probabilidad de generar tsunamis.

  1. De la profundidad del agua. 
Los sismos que ocurren en aguas más profundas tienen menos posibilidades de generar un tsunami, ya que el movimiento se disipa más antes de alcanzar la superficie del agua. Pero si ocurre un sismo cercano a la costa y en aguas poco profundas existe más potencial para generar tsunamis destructivos.

  1. Del tipo de movimiento en las fallas geológicas (verticales).
Los tsunamis se asocian a zonas de subducción, allí se encuentran dos placas tectónicas y una se desliza debajo de la otra. Esto da lugar a fallas normales o inversas con movimientos verticales que pueden causar un desplazamiento significativo del lecho marino empujando grandes volúmenes de agua. 

  1. De las características geográficas y topográficas de la zona costera

Si la zona submarina tiene una pendiente pronunciada cerca de la costa (un declive con mayor profundidad), un sismo puede desencadenar un desplazamiento vertical de agua de volumen significativo y generar un tsunami. Por el contrario, un declive menos acentuado hace que las olas del tsunami pierdan fuerza y altura.

Además, la forma de la costa puede influir en la altura inicial del tsunami y en su comportamiento a medida que se acerca al continente. Una bahía profunda y estrecha puede amplificar la altura del tsunami a medida que el volumen de agua se concentre en un espacio más reducido. Por su parte, en una costa abierta y amplia habría una mayor dispersión del tsunami y una disminución de su altura cuanto más se aproxima a la costa. 

Para reaccionar a este tipo de amenaza, en Colombia existe el Sistema Nacional de Detección y Alerta por Tsunami (SNDAT), conformado por el SGC, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y la Dirección General Marítima.

Desde el SGC, cada vez que ocurre un sismo debajo del mar, entregamos la localización, magnitud, profundidad y demás información geocientífica del evento a la DIMAR para que evalúe si hay amenaza de tsunami y lo comunique al país. 

Así que recuerden: no siempre que tiemble en el fondo del mar ocurrirá un tsunami.